domingo, 4 de noviembre de 2018

Cambio de ciclo



Seguramente los seguidores de este blog se preguntarán, porqué está interrumpida la publicación de nuevos artículos desde el pasado mes de Mayo. De hecho he recibido unos cuantos correos, en los que parece que se detecta una inquietud, pensando que quizás tenga algún problema de salud, en mi persona o en algún familiar.

Agradezco este interés, pero afortunadamente no hay ningún motivo desagradable para este cese de actividades en mi afición trenera.

Lo que más ha alarmado a muchos compañeros es que durante todo este tiempo la tienda on-line ha permanecido cerrada, con un aviso que decía que se esperaba la reapertura en Octubre. También he recibido bastante correos de compañeros que deseaban hacer alguna compra y me preguntaban por la previsión sobre cuando esperaba reanudar las ventas. A todos los que me han preguntado les he respondido que esperaba la reapertura en poco tiempo, pero ese tiempo se ha ido alargando sin ninguna fecha concreta.

Así que, es inevitable dar una explicación sobre lo que sucede:

En primer lugar los seguidores de este blog, y los compradores habituales de la tienda, saben que todos los años me tomo unas largas vacaciones, si es que podemos llamar así a lo que hace un jubilado, cuando se traslada a un lugar distinto del habitual, durante los meses de verano. Lo cierto es que yo lo hago todos los años, con el agravante de que el lugar al que me traslado tiene muy mala cobertura de Internet, con lo cual me resulta muy difícil, no solamente mantener en activo los comentarios en este blog, sino incluso recibir o contestar los correos electrónicos. De hecho solo cuento con una conexión muy lenta a internet sin wifi y a través de mi teléfono móvil.  Por supuesto, al estar fuera de mi domicilio habitual , estoy alejado de mi taller de electrónica, así que la producción de elementos para la tienda queda interrumpida.

Esta situación se ha dado todos los últimos años, pero lo que está ocurriendo es que esta casa de verano está siendo acondicionada cada vez más, para permitir habitarla más tiempo, con lo cual este periodo fuera de mi casa habitual cada vez empieza antes y termina después. No tendría nada de particular que acabase por ser mi vivienda permanente.

Entonces, lo que ocurre es que cada año, cuando vuelvo a Madrid y reabro la tienda, recibo de golpe un montón de pedidos, de todos los que estaban a la espera de poder comprar algo. Esto supone una punta de trabajo que ya he comentado en años anteriores (Aqui sigo) (Vuelta a casa) pero que este año, con una fecha más tardía y con la cantidad de correos que he recibido, amenazaba con convertirse en una avalancha de peticiones.

Supongo que el que lea esto, pensará que debo estar muy contento de esperar recibir tantos pedidos, porque eso sería lo que ocurriría con cualquier negocio que espera recibir una importante punta de trabajo.

Bueno, pues en mi caso no es así: En primer lugar recuerdo que en la propia portada de la tienda se explica que no se trata de un negocio, y de hecho, económicamente la rentabilidad es ínfima, ya que solo trato de cubrir gastos sin pillarme los dedos.

Así que si recibo muchos pedidos eso me obliga a ponerme a trabajar de forma intensiva en mi taller y dedicar todo el tiempo disponible a esta labor de construir los elementos de la tienda. No solo construirlos sino hacer los pedidos de componentes, montarlos, probarlos, empaquetarlos, llevarlos a Correos...etc

Así que lo que inicialmente era un hobby que me entretenía algunos ratos aislados sin apremios de tiempo, ha llegado a un punto que me da miedo abrir la tienda porque si pretendo atender todos los pedidos, me bloquea todo el tiempo disponible, con lo cual no me puedo dedicar a mi verdadera afición, que son los trenes, no la electrónica. De hecho en todo el pasado año apenas he podido avanzar nada en la maqueta, porque casi todo el tiempo disponible lo empleaba en atender pedidos.

Es evidente que si he empleado la frase me da miedo, aunque sea en sentido figurado, algo que era un hobby y como tal una actividad placentera, se ha convertido en algo si no desagradable, al menos perturbador.

Me he dado cuenta que desde que he regresado de mis vacaciones, hace ya algo más de una semana, estoy remoloneando para no reabrir la tienda, hasta que he llegado a la conclusión de que si eso me produce fastidio, he convertido un hobby en una carga, lo cual no tiene sentido alguno.

Así que, señores, no voy a volver a abrir la tienda.

Soy consciente de que puedo "dejar colgado" a algún compañero de afición que haya confiado en mis productos y está a medias de montar una maqueta basándose en ellos. Para el caso de aquellas personas que ya hayan comprado algún producto y necesiten alguno más, estoy dispuesto a atender sus peticiones (por correo electrónico a latiendadeifuval@gmail.com )ya que la tienda no se va a abrir).

También, dado que tengo un cierto stock de placas y componentes, voy a ofrecer la posibilidad, mientras tenga existencias, de adquirir los productos de la tienda en forma de kit, es decir las placas de circuito impreso y los componentes sueltos para ser montados por el comprador acompañados de esquemas de diseño y montaje. Al ser estas placas y componentes los mismos que yo he venido usando, está garantizado su correcto diseño, pero naturalmente el resultado del montaje por parte del comprador no se garantiza.  Estos kits se podrán encargar, también por correo electrónico y su precio será la mitad que el que tenía el circuito ya montado que se ofrecía en la tienda.

Y, una cosa más: No se si habrá alguien que esté dispuesto a "tomar el relevo" Es decir alguien que quiera hacerse cargo de seguir fabricando estos productos, bien en plan artesanal o industrial, para comercializarlos. Si fuese el caso yo estaría dispuesto a pactar la entrega todos mis diseños (incluyendo esquemas electrónicos, listas de materiales, archivos Gerber para fabricar los circuitos impresos, etc etc). En una palabra todo lo necesario para ser fabricados artesanalmente o de forma industrial.


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos