sábado, 21 de mayo de 2011

Via artesanal I

En el artículo anterior, referido al modelo del depósito de locomotoras de la estación de Hamburgo-Altona, comenté que la vía era de fabricación artesanal.

Cuando hace ya más de dos años comencé la construcción de mi maqueta, no me plantee otra posibilidad para la vía que utilizar la vía de Märklin, aunque hice algún comentario acerca de la existencia de una vía con imitación de balasto fabricada por Micro-Trains bajo la marca Micro-Track. En mi opinión la vía de Marklin de Z está muy bien sobre todo para instalaciones fijas. Para un circuito desmontable en cambio resulta muy frágil. Yo valoro especialmente la existencia de una vía flexible que permite hacer el trazado que queramos con total libertad.

Pero no todo son virtudes: El surtido de aparatos de vía es un poco corto ya que no hay desvíos triples, ni desvíos de radio corto, ni cruces a 90º. Pero la mayor pega está para mi, en los desvíos, y por dos razones distintas: En primer lugar son muy poco prototípicos (distintos de los reales) ya que tienen una serie de piezas de metal y plástico que se parecen muy poco al aspecto de un desvío real. Pero en segundo lugar, toda esta complicación consigue que el paso por los desvíos sea conflictivo, especialmente para vagones ligeros que suelen descarrilar, o para locomotoras cortas que pueden quedarse sin alimentación y pararse en la mitad del desvío. La siguiente imagen es una toma cercana de uno de estos desvíos.


Si comparamos esta imagen con la fotografía de cabecera, apreciamos notables diferencias. La de cabecera es una imagen casi exacta de un desvío real, y resulta que no solo es mas prototípica sino también mucho más bonita. El desvío de Márklin tiene una serie de piezas de plástico y de metal con formas bastante alejadas de la realidad, resulta mucho más complicado, y lo que es peor, toda esa complicación es la causa de los problemas antes apuntados. Por el contrario en un desvío como el de la cabecera, las ruedas se mueven siempre sobre un carril continuo salvo la ranura oblicua que hay en el corazón. Es exactamente lo mismo que un desvío real.

Se podrá pensar que el desvío de la cabecera corresponde a una maqueta de gran tamaño, pero no es así. Ese desvío es un desvío artesanal de escala Z construido con piezas de Fast-Tracks. La pregunta que surge ante esa comparación es porqué Märklin hace una cosa tan complicada, tan fea, y que no funciona demasiado bien, si se puede hacer algo tan real elegante sencillo y de funcionamiento mucho más perfecto.

La respuesta vendrá luego, pero vamos antes a fijarnos en el funcionamiento de un desvío, concretamente en el caso de los desvíos para vía de corriente continua en dos carriles.

En efecto, el desvío artesanal imita exactamente un desvío real, pero en el tren real, sólo hay que disponer unos carriles para conducir las ruedas. Sin embargo, en el tren modelo, ADEMÁS de conducir las ruedas, hay que llevar la corriente de alimentación, con la polaridad correcta, a cada elemento de vía. Esto introduce una serie de complicaciones y sus consiguientes soluciones que vamos a tratar de explicar


He dibujado, sobre el desvío artesanal, unas lineas de colores que representan la polaridad de las vías. Tal como está dibujado, si el rojo es positivo y el azul negativo los trenes se moverán de derecha a izquierda, y si es la polaridad es la inversa los trenes se moverán de izquierda a derecha o sea desde 1 a 2 o a 3. Como se ve, cerca del corazón "A" he interrumpido los colores rojo y azul de los carriles interiores indicando que estos carriles están aislados del corazón y los espadines que he representado en verde. Esta interrupción eléctrica es imprescindible, pues si no fuese así se juntarían los carriles rojo y azul en el corazón, produciendo un cortocircuito.

Cuando el desvío está situado en la posición en la que los trenes pasan de la vía 1 a la 3, circulan por el carril rojo exterior que es continuo pero para garantizar la alimentacion, hay que conseguir que todas las vías representadas en verde tomen la polaridad correspondiente al azul.

Por el contrario, cuando los trenes pasan de la vía 1 a la 2, el carril exterior continuo es el azul, por lo que toda la parte verde tiene que tomar la polaridad correspondiente al color rojo.

O sea que: al modificar la posición del desvío hay que cambiar la conexión del corazón y los espadines a uno u otro polo. En realidad el espadín que toca el carril puede hacer esa labor de conmutador, si es que todo el bloque corazón-espadines está conectado eléctricamente. Sin embargo, confiar esa labor al contacto lateral de los espadines con el carril es poco fiable así que se recurre a dos métodos: O bien el propio desvío lleva unos contactos que conmutan sincronizadamente esta alimentación cuando se mueven los espadines, o bien el mando remoto que da las órdenes al motor del desvío lleva también los conmutadores que realizan el cambio de polaridad del corazón.

Cuando la conmutación está incluida en el desvío, se dice que son desvíos de "corazón polarizado"

Ya sea por uno u otro método es imprescindible que se produzca este cambio de polaridad para que los trenes puedan circular por los desvíos en las vías de corriente continua.

Vamos ahora a un problema mucho más importante: Los ferroviarios llaman "talonar" un desvío a la circunstancia de que un tren se meta por el talón de un desvío cuando este está apuntado a la vía contraria. Refiriéndonos a la última imagen, si el desvío está ajustado para que los trenes circulen de la vía 1 a la 2 si entra en el desvío un tren desde la vía 3, se habrá "talonado" el desvío. El problema es que al hacer esto, la pestaña de las ruedas queda atrapada entre el espadín y la vía, y en un tren real esto produce la rotura del mecanismo del desvió, e incluso el descarrilamiento del tren. Es por lo tanto una situación que nunca debe producirse y que está impedida por los mecanismos de seguridad.

Y ¿qué pasa en nuestros trenes? Pues depende: En primer lugar hay que distinguir entre lo que podríamos llamar talonamiento mecánico y talonamiento eléctrico.

El talonamiento mecánico es idéntico al de los trenes reales, al tropezar la pestaña de la rueda con el espadín pegado a la vía. En nuestro caso se producirá simplemente un descarrilamiento (afortunadamente nuestros trenes son mucho más duros que los reales).

Que yo sepa, sólo hay una marca que mantiene esta situación a rajatabla. Me refiero a PECO cuyos desvíos en N y H0 no son talonables, de manera que ante un error del operador se produce el descarrilamiento. Las demás marcas hacen que los espadines se mantengan en posición mediante un resorte, de manera que si un tren entra talonando, las pestañas de las ruedas desplazan los espadines forzando el muelle, y el tren pasa el desvío sin descarrilar. (por cierto: en algunas instalaciones reales de metro o tranvía existen desvíos talonables que funcionan con este principio)

Pero de nuevo hay otra circunstancia añadida al considerar la alimentación eléctrica. Veamos: dijimos antes que si el desvío está ajustado para circular de 1 a 2, el corazón y los espadines estarán conectados al polo correspondiente al color rojo. Si en ese momento entra un tren por la vía 3 hacia 1, al llegar al corazón se encuentra con el color rojo en sus dos carriles, por lo que se para por falta de alimentación. Esto es insalvable, así que no hemos arreglado mucho. Este problema sería el que hemos llamado "talonamiento eléctrico"

Hay una interesante diferencia en la forma en que los desvíos transmiten la corriente hacia las vías desviadas:

Si la alimentación esta del lado de la vía 1, las vías 2 y 3 reciben la alimentación a partir del desvío, Está claro que el carril rojo de la vía 3 siempre tiene continuidad con el carril rojo de la vía 1 así como el carril azul de la vía 2 siempre tiene continuidad con el carril azul de la vía 1.

Los desvíos que los americanos llaman Power Everywhere siempre mantienen conectados eléctricamente los otros dos carriles de las vías desviadas a la correspondiente polaridad. Por el contrario los llamados Power Routing solo proporcionan alimentación al carril de la vía que está apuntada por el desvío.

Es decir en nuestro esquema, si el desvió está situado para circular de 1 a 3, el carril rojo de la vía 2 no recibe alimentación, así que no puede circular ningún tren y por lo tanto no se puede producir el talonamiento del desvió (insisto: siempre y cuando la alimentación de la vía 2 provenga desde la vía 1 a través del desvío)

Esto tiene dos ventajas: por un lado protegemos los desvíos contra el talonamiento. Por otro lado podemos hacer apartaderos en que según la posición de los desvíos las vías de parada de los trenes quedan aisladas o alimentadas, lo cual simplifica notablemente el cableado y evita un montón de interruptores para controlar esos apartaderos. Todo esto está muy bien, para maquetas analógicas, pero en digital no tiene sentido dejar una vía aislada. De todas formas, si uno quiere convertir un Power routing en Power everywhere solo tiene que cablear la alimentación permanente de las vías desviadas. El caso opuesto es más difícil

Como antes decía, las marcas adoptan soluciones diversas ante estas posibles alternativas. Concretamente dentro de la escala Z hay fundamentalmente dos marcas más además de Märklin.

La primera es la ya mencionada Micro-Trains Line que fabrica desde hace bastantes años una vía de escala Z con imitación de balasto que llama Micro-Track. Es una vía muy robusta y fácil de montar y desmontar, por lo que es mucho más adecuada que la vía Märklin que resulta muy frágil en esas circunstancias. La geometría (radios desvíos etc) es idéntica a la de Märklin, aunque no fabrica todos los elementos que hace Märklin, ya que no hace desvíos curvos, ni cruces ni travesías, ni tampoco una vía flexible. Así que los únicos desvíos son los desvíos rectos.

En la imagen vemos una fotografía de esa vía, donde aparece un desvío. Aunque no se ve muy bien, vemos que el corazón (los americanos le llaman "frog", o sea "rana") es una pieza bastante llamativa por su tamaño y su forma, bastante alejada de la forma del tren real . Yo ya he comentado en algún otro lugar que para mi un sistema de vía para maquetas que no incluya vía flexible, no es adecuada para un aficionado "serio", así que no me he preocupado mucho de averiguar más cosas sobre esta via, pero tengo algunas referencias no muy buenas: Los motores de desvíos se venden aparte, y cuando lo situamos en un desvío puede ocurrir que tropiece con la vía contigua, haciendo imposible el trazado previsto. Respecto del tema que nos ocupa sus desvíos son power everywhere.

La otra alternativa es la japonesa Rokuhan. Esta es una nueva empresa cuyo primer lanzamiento ha sido un sistema de vía para escala Z, que parece que ha tenido muy buena acogida. Según comunican en su página Web han acordado con Noch su distribución en Europa.

En la imagen vemos un desvío que a primera vista parece bastante similar al de Micro-Track, ya que se trata también de una vía con imitación de balasto. Como vemos su corazón tampoco es especialmete prototipico, pero la imagen oculta algo muy interesante: Estos desvíos son eléctricos y el motor está alojado en el hueco de la imitación de balasto. El lanzamiento inicial incluye sólo los desvíos rectos con la geometría de Märklin, pero anuncian que van a seguir sacando más elementos. En su página se puede ver ya un vídeo de un prototipo de desvío curvo. Por otra parte han sacado curvas de una gran variedad de radios, lo que permite realizar trazados mucho más variados, y además si que tienen (o van a tener, pero ya hay vídeos) una vía flexible. La forma en la que han "flexibilizado" el balasto es muy ingeniosa, pues en este caso el balasto está formado por una serie de pequeños bloques que quedan unidos gracias a los carriles. Sus desvíos son power routing.

Bueno, y ¿de que tipo son los de Märklin? de entrada hay que decir que son power everywhere, pero es que además son completamente talonables. Esto quiere decir que esté como esté apuntado el desvío, los trenes que entran de talón por cualquier de las dos vías, atraviesan el desvío sin interrupciones ni cortocircuitos. Ya sé que antes dije que el "talonamiento eléctrico" era insalvable, pero eso es cierto solamente si el corazón está formado por una única pieza metálica. Lo que Marklin ha hecho es hacer un corazón dividido, formado por los extremos de los carriles y unas chapitas sobre las que ruedan las ruedas apoyandose en las pestañas,

En este esquema, podemos ver en colores azul y rojo la forma en que las distintas partes del desvío reciben la corriente.


Como se puede comprobar, debido a que el corazón está formado por piezas aisladas unas de otras, no llegan a unirse nunca los dos polos, por lo que nunca se forma un cortocircuito, y se crea un camino para las ruedas que reciben constantemente alimentación, esto se hace a costa de que en alguna zona, los vehículos ruedan sobre pletinas con las pestañas en lugar de apoyarse en carriles.con las llantas de las ruedas.

La pieza que forma los dos espadines está también dividida eléctricamente y recibe corriente de dos contactos situados debajo, marcados en la imagen con una flecha violeta. Cada espadín recibe la polaridad correcta independientemente de la posición del desvío. ¡Y esto tanto si la locomotora viene por la punta o viene por el talón! *

Me parece asombroso que esto funcione pero Marklin lleva treinta años haciendo estos desvíos sin que den demasiados problemas.

La verdad es que es una fuerte apuesta de Märklin hacer algo tan delicado y complicado y por lo tanto caro, y que además resulta poco estético y no demasiado fiable, solo para conseguir que los trenes puedan circular sin problemas talonando el desvío. Yo pienso que esto va en la línea de la filosofía de Märklin que quiere que sus productos puedan se manejados sin problemas por usuarios inexpertos. Es difícil que un principiante entienda que si un tren se para en un desvío es culpa suya, y no un problema de Märklin.

Además Marklin siempre ha presumido de que su sistema de tres carriles en H0 evita todos los problemas de los circuitos de dos carriles con respecto a los bucles de retorno triángulos etc. Evidentemente otro de los problemas que evita el sistema de tres carriles es lo que aquí hemos llamado "talonamiento eléctrico", ya que en tres carriles los dos carriles exteriores llevan la misma polaridad. Asi que todos los desvíos de Märklin en H0 son talonables sin necesidad de ninguna disposición especial, por lo que pueden ser (y son) perfectamente prototipicos (salvo, claro, la presencia de los pukos). Les debió parecer mal a los de Marklin que sus desvios de escala Z presentasen un supuesto defecto que no presentan sus hermanos mayores.

A lo mejor era buena idea que alguien fabricase desvíos con todas las características de la escala Z pero con corazón único y aspecto mucho más real aunque no fuesen talonables con motores ocultos y desde luego a un precio más barato que los complicados actuales, y dedicados a los aficionados expertos que entienden y hasta aprecian estas características.

Bueno, ya hay quien los fabrica: Fast-Tracks, y la foto de portada de este artículo presenta uno de ellos ¡pero los vende en kit!

* Este párrafo ha sido corregido con fecha 27 de Junio de 2011. La versión anterior tenía una descripción errónea

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos