sábado, 28 de febrero de 2009

Una pequeña parada

Aunque esta imagen de cabecera, parece a primera vista igual a las ya publicadas, en realidad se trata la parte central e izquierda de la maqueta, y no la derecha, que es donde estaba la hélice. Como se puede ver en la imagen, he utilizado el mismo sistema anterior, es decir colocar los módulos provisionalmente fuera de su estructura, de forma que pueda trabajar con mayor comodidad. En esta imagen se ve muy bien la raqueta en la que termina la ruta de montaña y la boca del túnel que da acceso a la parte oculta de esta raqueta. También vemos muy bien la gran curva que constituye todo este recorrido.

En el nivel inferior se ve la plataforma que contendrá las vías de acceso a la estación principal, en la que está marcado el trazado de estas vías.

Otra novedad es que ya he situado el puente que tenía previsto en otra situación, y al final tuve que quitarlo como consecuencia del nuevo trazado de la rampa helicoidal. No me ha sido fácil encontrar dónde ponerlo, porque necesitaba una zona casi recta (el puente es recto) y con suficiente espacio libre por debajo para poder hacer el paisaje con una vaguada suficientemente profunda como para justificar un puente, y por lo tanto sin que ninguna vía oculta pasase por debajo.

Por cierto que el puente es el de referencia 8975 de Märklin, pero modificado para permitir el paso de doble vía. El motivo de esto, es que en la tienda donde lo compré, no les quedaba más que una unidad. En vez de esperar a que lo repongan o buscarlo por otro sitio, he aplicado aquello de hacer de la necesidad virtud, y he modificado el puente para que pasen las dos vías. La solución propuesta por Märklin para este caso es poner dos puentes iguales juntos. Con eso lo que se consigue es tener un puente con cuatro cerchas, dos de las cuales están juntas en el centro. No niego que haya puentes de doble vía en la realidad con una cercha central, pero desde luego no con dos, y en mi opinión la mayoría de los puentes de este tipo sólo tienen dos cerchas, una en cada lado. Así que a base de Dremel corté la base del puente y pegué las dos cerchas laterales a los lados de la base de la vía.

Tengo que hacer unos muros con imitación de mampostería para imitar los estribos del puente.

Y ahora voy a aclarar el motivo del título de éste artículo. Aunque en un principio hice un cálculo de la cantidad de vía que necesitaba, en el caso de la vía flexible, que evidentemente es la gran mayoría, el cálculo era aproximado porque no supe manejar bien el programa par hacer el cálculo exacto. Por otra parte la modificación de la rampa helicoidal me ha supuesto un consumo extra de vía bastante importante, de modo que hoy se me ha terminado el stock que tenía de vía flexible.

El pedido ya está en camino, pero mientras llega, el montaje de vías va a tener que detenerse. Afortunadamente hay otras muchas cosas que puedo ir avanzando mientras recibo las vías.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos