miércoles, 11 de febrero de 2009

Vamos Progresando


Como ya anuncié, he cambiado el diseño de la rampa helicoidal, y consecuentemente de toda la parte derecha de la maqueta. Ahora ya está terminada toda esa parte, incluyendola colocación de la vía. Aunque en mi anterior artículo incluía una imagen de WinRail con el nuevo diseño de esta zona, la verdad es que he hecho algunos cambios sobre ese diseño, ya que la vía del "atajo" que estaba diseñada recta, ha pasado a tener una forma de "S" que le da mucho más atractivo a ese trayecto.

Además, al hacer la salida de la estación de montaña hacia esa nueva curva, he comprobado que podía poner un par de desvíos de manera que las dos vías paralelas de la estación pudiesen tener salida hacia el circuito principal. Esto puede hacer incluso que esta estación permita que los trenes que circulan en el circuito principal, se adelanten en esta estación. El funcionamiento podrá ser entonces mucho más realista, e incluso el trazado de las vías de la estación queda muy real, tal como se puede ver en la imagen adjunta (las zonas sin balasto que se ven en esta imagen corresponden al lugar que ocuparán los andenes.

A lo que si he tenido que renunciar, es al puente que tenía previsto anteriormente, ya que la curva que da ahora salida a la estación, queda sobre la última vuelta de la hélice, de modo que no puede tener un espacio descubierto por debajo. Como ya había comprado un puente, seguramente lo aprovecharé haciendo una vaguada con un puente que pase por encima en la zona opuesta de la estación de montaña. Un puente sobre un valle siempre es un motivo muy atractivo en una maqueta.

El siguiente paso va a ser la colocación de la vía de la raqueta inferior y de la estación oculta, que va debajo de la estación de montaña, como vemos en la fotografía anterior. Toda la parte vacía que vemos en la imagen será ocupada por la estación principal, pero ésta quedará para una segunda fase. De momento mi objetivo es completar el circuito principal.

Como ya comenté la pendiente máxima de la rampa helicoidal es de 15 milésimas, por lo que todos mis trenes han podido superarla sin problemas. He comprobado incluso que las locomotoras más trepadoras, como la BR 39 pueden subir incluso con siete coches de trenes expreso de los más pesados de mi colección.

Aunque todavía no me he metido a fondo con los sistemas de alimentación, he querido comprobar si el sistema de Joeger, es compatible con los "limpiavías" de Gaugemaster. Para los que no conozcan este sistema, explico a continuación su funcionamiento.

El problema de las locomotoras de Z es que debido a su poco peso, el contacto eléctrico con la vía es comprometido. La más mínima capa de suciedad, por polvo, grasa etc, en la vía produce una falta de contacto, y consecuentemente la parada o la marcha irregular de la locomotora. En realidad se trata muchas veces de una capa finísima de suciedad, del orden de micras, pero el poco peso de la locomotora no consigue romperla.

El disposivo de Gaugemaster lo que hace es superponer a la corriente continua (o al menos de polaridad única) que alimenta la vía, una corriente alterna de muy alta frecuencia y alta tensión. (Gaugemastar no aclara qué fecuencia y qué tensión) Al ser alterna de alta frecuencia, no tiene efecto alguno sobre los motores de corriente continua. Supongo, que el condensador que llevan las locomotoras de Z actuará como un cortocircuito para esa corriente, de manera que si la locomotora hace buen contacto, la coorriente alterna circula por el circuito con una intensidad ínfima, que no afecta para nada.

Sin embargo si una suciedad interrumpe el contacto eléctrico entre la rueda y el carril, el circuito de alta tensión queda interrumpido, pero al ser normalmente una capa fina, la tensión electrica produce una chispa, que quema la suciedad y restablece el contacto.

Lo interesante es que este efecto no solo restablece el contacto, sino que elimina la suciedad causante de la misma, ya esté situada en la propia vía como en la llanta de la rueda e incluso en los frotadores que recogen la corriente de las ruedas. La idea es dejar el dispositivo permanentemente conectado y con eso conseguir que las ruedas y las vías se mantengan limpias y consecuentemente un rodaje suave y seguro.

Cuando hablamos de que salta una chispa, hay que aclarar que en general no se nota absolutamente nada. Sólo en alguna ocasión muy extraordinaria he visto una pequeña chispita azul saltar bajo una rueda. Como digo, ignoro lo que Gaugemaster llama alta tensión, pero lo cierto es que si el sistema está en marcha y tocamos accidentalmente los dos carriles, notamos un ligero cosquilleo.

El sistema tiene una limitación: Si una alimentación está manejando dos locomotoras, como basta que una de ellas haga buen contacto para que la corriente alterna encuentre su camino, el sistema no tendrá efecto sobre la segunda locomotora, si esta se interrumpe.

Justamente eso, me había impedido hasta ahora obtener completamente las ventajas de este sistema, ya que en mi vieja maqueta, todo el circuito principal se alimentaba por una única alimentación. Ahora tengo la intención de usar una alimentación Joeger para cada cantón, de modo que cada cantón puede llevar su propio "limpiavías" y nunca habrá más de una locomotora en cada cantón.

Las pruebas que he efectuado no han podido ser más positivas. Aunque quiero hacer alguna prueba más, de momento he comprobado que las locomotoras siguen funcionando exactamente igual con las alimentaciones Joeger y que el efecto de liampiavías y limpiaruedas funciona perfectamente, así que tenemos un bonito ejemplo de colaboración anglo-germana.

1 comentario:

  1. Había oído hablar del sistema Gaugemaster pero no le había prestado mayor atención hasta leer tu explicación. Desde luego es ingenioso, y por lo que cuentas es eficaz, que es lo que importa. Además parece que la instalación es muy sencilla y se puede añadir incluso a una maqueta ya terminada. Me lo apunto ;-)

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos