martes, 26 de julio de 2011

Windows


Se dice que hay que abrir las ventanas como metáfora para indicar que hay que dejar paso a nuevas ideas y conceptos.

Bueno, mi maqueta nació para estar encajonada en una habitación, en la que era imposible el acceso por los costados, así que al hacer la estructura del terreno, puse un cerco de madera cerrado en todo el perímetro, delimitando la altura del terreno en los bordes. Sin embargo ahora, al tener algo mas de espacio y al haber montado la estructura sobre ruedas, puedo desplazar la maqueta y tener acceso a todos los bordes. Esto va a suponer un gran alivio tanto a la hora de realizar la decoración, como a la hora de rodar los trenes y poder solucionar cualquier atasco que se produzca en las partes ocultas.

Pero esto requería, naturalmente abrir una serie de ventanas en el cerco perimetral. Hacer esto sin desmontar este cerco y sin que las cuadernas interiores y las pistas de las vías sufrieran ningún daño, ha supuesto un bonito desafío.

Al final lo he conseguido mediante la Dremmel equipada con una fresa, de modo que el corte de las ventanas está conseguido por fresado, no por serrado. Manejando la Dremmel desde el exterior y con el accesorio de campana, apenas asomaba la fresa un par de milímetros por el interior.

Además me he construido un útil para guiar la campana de la Dremmel de modo que el corte fuese recto y las curvas redondeadas. Con todo esto, la primera ventana me debió costar más de una hora hasta que ajusté todo, pero la última me ha costado un par de minutos.

Así que en un par de sesiones de trabajo he podido abrir las 22 ventanas que al final va a tener la maqueta.

Desde luego, tal como me temía, este método de corte por fresado ha producido una gran cantidad de polvillo, así que después de hacer las ventanas he tenido que aplicar una concienzuda sesión de aspirador, lo cual no ha venido nada mal, teniendo en cuenta todas las incidencias del traslado.

He quedado muy satisfecho del resultado final, y ya me doy cuenta que todas estas ventanas no sólo me van a permitir rescatar algún tren descarrilado, sino que me dan mucho mejor acceso a ciertos tramos de vía que antes sólo podía tocar desde arriba. Ya he visto alguna vía que no está demasiado bien y que ahora voy a poder retocar con facilidad.

Bueno pues el siguiente paso es ya volver a colocar los tramos de vía que desmonté para permitir el transporte en dos módulos separados.

1 comentario:

  1. Hola Ignacio,
    Definitivamente esto de trabajar cortando o en este caso "fresando" madera propiamente en la maqueta causa muchos problemas, por la suciedad que termina depositada en la vía. Aunque no siempre es posible, es mejor trabajar en el taller y luego instalar en la maqueta, a lo sumo usando un taladro y tornillos. Recientemente tuve que limpiar a fondo mi maqueta, por haber construido un pupitre in situ.

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos