martes, 30 de marzo de 2010

Maqueta modular














Imágenes de http://www.guidetozscale.com

En los últimos días, seguramente por casualidad, he leído varios comentarios en foros y blogs acerca de que alguien se va a hacer o se está haciendo una maqueta modular. Cuando leo algo así, siempre me quedo un poco en suspenso porque la mayoría de las veces no entiendo muy bien qué se quiere decir con esa frase.

Para mi está muy claro lo que es un módulo, y parece evidente que una maqueta modular es la que está hecha a base de módulos, sin embargo aquí es donde me despisto.

Veamos: El origen de los módulos es la congénita lucha de todos los maquetistas por el espacio. Ya he dicho muchas veces aquí que la principal ventaja de la escala Z es la posibilidad de hacer una gran instalación en espacios "aptos para viviendas". Pero evidentemente los amigos "medioceristas" (los que utilizan la escala H0) tienen permanentemente el problema de que siempre se les queda pequeño el espacio para poder ver circular sus trenes con una cierta holgura. Así que la solución a esto es que un grupo de aficionados, agrupados en un club o asociación, se agencien la posibilidad de utilizar un local común con un tamaño suficiente para construir allí una gran maqueta. Muchos clubs tienen esta solución y hay grandes maquetas pertenecientes a estos grupos en muchos lugares.

Sin embargo este tipo de maquetas comunitarias tienen dos problemas: Por una parte hay que ir al local para construirlas, de manera que los modelistas "se pasan la vida en el dichoso club", como seguramente dirán sus esposas. Por otro lado, todo el trabajo aportado por cada socio se incorpora a la maqueta comunal donde queda incorporado de forma indivisible, así que si uno de los socios tiene que abandonar el club por traslado u otra causa pierde todo el trabajo aportado. Si además de trabajo, ha aportado materiales, (vías, señales, electrónica etc) también lo pierde, salvo que se haga un estropicio en la maqueta para recuperarlo.

La solución a esto son los módulos: Cada aficionado construye uno o más módulos en su casa, y los módulos, con los materiales que incorpora permanecen de su propiedad. De vez en cuando se hacen reuniones, en las que los socios que acuden llevan sus módulos y los unen, como las fichas de un dóminó, formando una gran maqueta. El número de módulos que se juntan cada vez es variable, de forma que el trazado puede ser diferente en cada ocasión, y no es necesario que estén todos los socios presentes en cada reunión.

Además, si las reuniones, son por ejemplo un día a la semana, o un día al mes, el local solo se ocupa temporalmente durante las reuniones, de modo que es más fácil encontrar un lugar que se pueda compartir con otra actividad que lo emplee el resto del tiempo.

Todo perfecto pero con un problema: Para que se puedan unir unos módulos con otros con toda facilidad para formar una gran maqueta, es necesario que se cumplan una serie de condicionantes:

Los módulos tienen que cumplir unas estrictas condiciones geométricas:  los costados que quedan enfrentados tiene que tener una dimensiones exactas y unos medios determinados de acoplamiento. Además la altura también debe ser exactamente la prefijada. Además las vías deben estar exactamente situadas en cuanto a posición y cota. Esto puede ser delicado de hacer, pero no constituye un problema. Lo que si es un problema es que para que cada módulo pueda acoplarse a otro contiguo. la cara derecha de cada módulo ha de ser idéntica a la cara izquierda, Es decir, el terreno en el lado derecho tiene que tener e mismo perfil que en el lado izquierdo, y la posición, separación y altura de las vías en uno de los lados ha de ser idéntica a la del otro lado.

Esto no implica que los módulos deban ser rectangulares y del mismo tamaño. De hecho la longitud de cada módulo puede ser la que cada modelista esté dispuesto a transportar. También puede haber módulos de esquina, cuyas caras forman ángulo recto, o módulos de bifurcación que tienen tres caras en forma de "T" o triángulo.

Por supuesto hay algunas condiciones más, relativas a la alimentación eléctrica, sistema de mando y señalización etc, pero todas son solucionables con una buena organización.

Sin embargo el tema de la igualdad de los dos laterales es insalvable, de modo que en general se recurre a un trazado muy plano, con toda la vía en un único nivel, salvo algún tramo adicional de una vía secundaria que no llegue a salir de un módulo. Por otra parte la unión de un módulo con el contiguo sólo se hace a través de unas pocas vías, normalmente dos o cuatro.

Algunos clubs, incluso definen con exactitud el tipo de decoración que debe llevar cada módulo, llegando a normalizar los materiales de decoración a utilizar.

Si estamos de acuerdo en que una maqueta modular es la que resulta de la unión de un determinado número de módulos, resulta que entonces en una maqueta modular se hace un gran "sacrificio" para conseguir que los módulos sean acoplables, y es a costa de un trazado muy monótono, en un único plano y con un paisaje muy plano. Claro que los asociados a estos clubs asumen estas limitaciones, ya que su mayor ambición es tener un largo trazado por el que (¡por fin!) pueden ver circular largos trenes durante largos recorridos.

En la imagen de cabecera vemos unos cuantos módulos, tomados de un folleto de Märklin. Se puede comprobar que efectivamente cada módulo se une al contiguo por una zona en la que hay siempre una vía doble en el centro de la sección, y que en esa sección el paisaje es casi plano, aunque en los módulos de bucle y esquina han hecho elevaciones del terreno para poder tener túneles que disimulen el trazado de la vía en esos puntos. El someterse a esta regla, en todos y cada uno de los módulos impone un fuerte condicionante al trazado de las vías.

Por eso digo, que cuando oigo o leo que un aficionado se ha construido una maqueta modular, no me encaja la frase, porque no tiene sentido que un aficionado se construya una maqueta modular en el sentido que queda descrito. En primer lugar, normalmente no tendrá el espacio para hacer "un gran número de módulos", por lo que la ventaja del largo trazado queda diluida, y si se empeña en mantener la estructura modular tendrá el inconveniente de no poder hacer un trazado a diversas alturas.

Claro que se podrá decir que para una maqueta que no se va a llevar a ningún club, no hace falta seguir tan estrictamente las normas, y entonces podemos hacer que las vías de un lado tengan mayor altura que al otro,  que el paisaje a un lado sea mucho más montañoso que al  otro, y ya puestos, que en un lado salgan dos vías pero en el otro lado entren cuatro.... etc etc. Completamente de acuerdo, pero entonces lo que hacemos ya no son módulos, porque cada uno de ellos solo enlaza con el módulo contiguo y no con cualquier otro, que es lo esencial de los módulos.

Aunque mantengamos la posibilidad de separar y juntar con facilidad esos módulos, lo que hemos hecho será una maqueta desmontable, o si queremos por fases, ya que podemos dejar completamente terminado uno de los módulos antes de abordar la construcción del siguiente. Pero yo en ningún caso llamaría a esto una maqueta modular, sobre todo porque se presta a la confusión con la auténtica maqueta modular hecha a base de la unión de módulos compatibles entre si en cualquier orden.

De hecho, cualquier maqueta un poco grande debe ser desmontable, siquiera para prever un posible traslado. Por ejemplo en mi maqueta yo he hablado de módulos en alguna ocasión, para referirme a las tres secciones en que se puede considerara dividida, y de hecho, durante la construcción de la infraestructura he mantenido esa separación. En los artículos de los meses de Enero y Febrero de 2009 se puede ver como construí separadamente cada uno de estos módulos. Incluso el cableado está hecho separado en los tres tableros, de modo que no hay ni un sólo cable que pase de un tablero al otro. Así que lo único que no he hecho para ser semejante a un conjunto de tres módulos ha sido hacer un sistema de empalmar las vías con facilidad. La razón de ello es que tendría una enorme cantidad de empalmes de vías. Por ejemplo entre los dos módulos de la izquierda de mi maqueta, pasan de uno a otro ¡nada menos que 16 vías!. Hacer algo para que se puedan unir y separar fácilmente hubiese sido muy complicado para usarlo, si acaso, en algún caso excepcional.
Así que mi maqueta está construída con el criterio de que si hay que desmontarla, hay que levantar  un tramo de vías a cada lado de las uniones. Como la vía está clavada y no está pegada, esto se puede hacer con relativa facilidad, aunque evidentemente esto es algo a hacer sólo en el caso de un traslado de vivienda o algo así.  En cuanto a los tableros en sí, están sujetos con broches a la estructura, de forma que se pueden desmontar con facilidad, y una vez quitadas las vías se puede trasladar cada tablero por separado.

Así que yo nunca diría que mi maqueta es modular, aunque de hecho está previsto que se pueda desmontar en tres módulos para su traslado. De aquí mi desconcierto, porque si lo que se quiere decir al hablar de maquetas modulares es que está construida por partes y que puede desmontarse con relativa facilidad, yo creo que toda maqueta un poco grande y un poco bien pensada es siempre modular.

Aunque la mayoría de los clubs que construyen módulos son de las escalas mayores H0 y N, existen también clubs de módulos de escala Z.

Los americanos, tan  organizados siempre, han creado una normativa para módulos en escala Z muy bien hecha y muy completa, que puede consultarse aquí:

Z Bend

Y hace poco he descubierto otra asociación de moduleros en Z de Noruega:

Zmod-no

1 comentario:

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos