martes, 13 de enero de 2009

La primera traviesa

Cuando se construye un edificio, una ceremonia importante es la colocación de la primera piedra. En las líneas de ferrocarril, a veces se hace una ceremonia de colocación de la primera traviesa. Así que había que inmortalizar el momento de colocar la primera traviesa de mi nueva maqueta, y esa es la fotografía que abre éste artículo.

Realmente esta primera traviesa se ha adelantado, porque la colocación de la vía no debería comenzar hasta tener terminada toda la carpintería. Sin embargo, me he dado cuenta de que colocar la vía en la zona de la hélice iba a ser muy difícil si tenía la hélice ya montada y colocada en su lugar, debido a la poca altura que queda entre una y otra vuelta de la espiral. Así que decidí montar la vía directamente sobre la pista de la hélice y terminar luego el montaje de ésta con la vía ya puesta.

Pero hasta llegar a este punto, hay toda una elaboración previa: En primer lugar me plantee, que la pista de madera que forma la hélice no debería tener empalmes. En cualquier otro punto de la maqueta los empalmes de las pistas, que están formadas por contrachapado de 4 mm, no tienen problemas, pues simplemente coloco una pieza de contrachapado del mismo tipo debajo de la junta, teniendo cuidado de escoger para los empalmes, puntos e los que no pase otra vía justamente por debajo. Sin embargo la hélice tiene el problema de que debajo de cada vuelta de vía está la vuelta inferior. Por otra parte, no puede cortarse el total de la pista de una sóla pieza. Tampoco quería aumentar la altura entre espiras para permitir situar empalmes normales sin que interfieran con la pista que está debajo, porque eso habría supuesto aumentar la pendiente.

Así que me lancé a una alternativa, quizá demasiado complicada, pero que me ha dado buen resultado: Se trata de construir una pista de "una sola pieza" a base de hacer un sandwich de tres capas de madera, formada por piezas en forma de sector, y encoladas de forma que las juntas se contrapeen y las fibras alternen su dirección. En realidad es como construir un contrachapado.

La imagen de la derecha muestra los materiales utilizados. El núcleo es una chapa de madera de balsa de 2 mm Las dos capas exteriores son de chapa de madera de pino de 1 mm de la que se vende preencolada para chapar tableros. Utilicé madera de balsa, porque es fácil encontrarla en espesores como 1, 1,5 o 2 mm en tiendas de aeromodelismo. También en esas tiendas venden un contrachapado de 1 mm de espesor que podía haber empleado, para las capas exteriores, pero al final preferí emplear esta chapa preencolada, porque se corta fácilmente con un cutter y basta pasar un plancha para encolarla.

En la imagen vemos la chapa con un sector cortado, y una pieza de balsa también ya cortada. Para facilitar la operación utilicé la plantilla de cartón que se ve en la imagen.

Así que a base de plancha, construí una pista en forma de hélice de una especie de contrachapado con un espesor de 4 mm. La figura de la derecha muestra esa pista continua y se pueden apreciar las piezas encoladas que la forman.

A continuación había que colocar la vía sobre esta pista de madera. Aunque en un artículo anterior dije que tenía la intención de situar la vía sobre papel de lija, haciendo que éste simulase el balasto, he reconsiderado esa decisión. En primer lugar, quería poner un material amortiguador debajo de la vía, de modo que se reduzca el ruido de los trenes al circular. Tradicionalmente se ha utilizado corcho para esta función. Sin embargo, un día vi en una tienda un material que me pareció excelente para esta función: Se llama "Goma EVA" o "Foamy" la venden en tiendas de manualidades porque al parecer lo utilizan los niños en los colegios. Este material se vende en planchas de varios espesores y en muchos colores.

Yo he utilizado tiras de 1 cm de ancho cortadas de una lámina de EVA de 1 mm de espesor. Como se ve en las imágenes, el material se corta fácilmente con una cuchilla, y las tiras son muy flexibles. Para colocarlas las pego con cola blanca sobre la madera. Para cada vía, utilizo dos tiras, colocando primero una de ellas ajustando su borde a la marca que indica el eje de la vía, y luego la otra tira, ajustándola contra la primera. La unión de las dos tiras facilita la colocación de la vía, ya que marca exactamente la posición del eje de la vía.

Lo bueno de este material es que tiene la suficiente flexibilidad "lateral" para poder seguir fácilmente una curva de la vía, de modo que las tiras se cortan rectas y luego se colocan con toda facilidad siguiendo el trazado.

Esta propiedad es muy interesante: El papel de lija por ejemplo no tiene esa propiedad, por lo que para seguir una curva hay que recortarlo exactamente según la forma de la curva. Esto es muchísimo más trabajoso que el pegar las tiras de EVA (y se desperdicia mucho material).

Claro que la goma EVA no tiene para nada el aspecto del balasto. Bueno, al final he decidido claudicar parcialmente y utilizar el balasto en polvo pegado sobre la base de la vía. Lo que si voy a hacer es pegar el balasto ANTES de colocar la vía, de forma que la vía va encima y sujeta con clavillos. Ya se que que queda peor, pero no quiero para nada reproducir el problema de mi anterior maqueta, en donde era imposible levantar la vía pegada por la cola del balasto.

Naturalmente donde la vía va bajo el terreno no pongo balasto, como es el caso de la hélice, por lo que en estas fotografías no se ve balasto. En cuanto al color de la EVA, compré varios colores para probar, y al final usaré el gris en las zonas que vaya con balasto. En las zonas ocultas, aprovecho los otros colores, como ese marrón rojizo que vemos en las fotos.

Asi, que una vez puesta esta base de EVA, ya he podido comenzara a poner la vía, como se ve en la última imagen






1 comentario:

  1. ¡Formidable!
    Magnífica forma de resolver un helicoide sin empalmes.
    Había imaginado varias soluciones con uniones en cola de milano y cosas por el estilo, pero no se me había pasado por la cabeza "fabricar" un contrachapado "ad hoc"

    Un abraZo

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos