martes, 28 de octubre de 2008

La escala Z

La escala Z fué lanzada comercialmente por Märklin en 1972, constituyéndose en la escala comercial más pequeña para modelismo ferroviario (1/220). Desde estos primeros momentos, tuvo una difusión minoritaria y no fué adoptada por otras marcas, de modo que sólo se podía adquirir material de vía y rodante de Märklin y sólo unos pocos de los fabricantes de accesorios, como modelos de edificios, puentes, etc tienen una pequeña oferta de material para esta escala.

Sin embargo, aunque en Europa se ha conservado siempre este caracter minoritario, en Estados Unidos hace ya tiempo que ha cobrado un gran impulso, y han surgido fabricantes de locomotaras y vagones de esta escala. Desde luego fabrican casi con exclusividad material rodante de tipo americano, e incluso la propia Märklin fabrica también material de este tipo para el mercado de América. En los últimos años parece que Japón también está entrando en este mercado. Ésta circunstacia ha dado una cierta solidez a esta escala y a pesar de su situación minoritaria en Europa no parece que haya peligro de que Märklin deje de fabricarla. Aún así la oferta de material tanto del propiamente ferroviario como de accesorios para decoración de maquetas sigue siendo muy limitado en comparación con otras escalas mayores.

Cuando se lanzó la escala Z en 1972, la diferencia con las escalas mayores era prácticamente sólo la relativa al tamaño. Sin embargo, en pocos años surgió una revolución en el modelismo ferroviario cuando la propia Märklin lanzó el sistema digital para su escala H0. Desde entonces los sistemas digitales para el manejo de modelos de trenes se ha extendido a todas las escalas, y se han pontenciado enormemente. Hoy no sólo se maneja el movimiento de las locomotoras por medio del mando digital, sino que se incorporan multitud de funciones, luces, sonidos movimientos...etc. La electrónica y la informática se han introducido a fondo en el modelismo y hoy en día muchas maquetas son manejadas por un ordenador.

Sin embargo, Märklin no ha introducido la electrónica en la escala Z. Aunque hubo un intento, posiblemente prematuro, en 1988 de lanzar un sistema digital para la escala Z, este plan fracasó, y desde entonces la casa no no ha hecho ningún otro intento de crear un sisterma digital para la escala Z En el momento actual, los seguidores de esta escala están divididos en dos posturas: Por un lado los que desean una escala Z digital, y que recurren a casas que fabrican decodificadores y otros accesorios para conseguirlo, y los que opinan que la escala Z es por definición analógica, y que tratar de introducir un decodificador digital en una locomotora de escala Z es falsificar su esencia. Parece que Märklin está más cercana a esta segunda postura puesto que hoy en día, la electrónica ha progresado lo suficiente como para que se pudieran realizar sin dificultad equipos digitales para esta escala.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos