miércoles, 16 de octubre de 2013

El hermano mayor


Terminaba mi comentario anterior, manifestando mi extrañeza de que no hubiese a la venta, en los canales habituales, unidades de control para maquetas de trenes con todas las posibilidades con que se pueden perfeccionar estos aparatos, y la posibilidad de hacerme uno, completamente a mi gusto para usarlo como controlador para el ajuste y mantenimiento de locomotoras.

Bueno, los que me conocen saben que cuando algo me ronda por la cabeza, no paro hasta conseguirlo, así que como encontré en el cajón de sastre (o es cajón desastre?) unos cuantos elementos que me venían bien para este tema, me decidí a comprar una caja y hacer un montaje de lo que yo creo que es una unidad de control completa.

La imagen de la cabecera es bastante explícita: a la derecha podemos reconocer el aspecto del controlador PWM04 tal como aparecía en el artículo anterior, y es que en efecto, detrás de eso hay exactamente el mismo circuito que en el modelo pequeño que presenté en el anterior artículo, ( y que por cierto, me han pedido desde Argentina, y hoy viaja para allá ). Pero a la izquierda, vemos en la parte superior un amperímetro. Como ya he comentado, al utilizar este controlador para mantenimiento es bastante importante poder conocer el consumo de las locomotoras. Además, y aunque eso no se ve en la imagen, este equipo va conectado directamente a la red, y lleva internamente su propia fuente de alimentación conmutada. La verdad es que ha llegado un punto en el que una fuente de alimentación conmutada puede valer menos que un transformador de la misma potencia, y es incomparablemente mejor, ya que no solo incorpora el resto de elementos para generar corriente continua, sino que produce una corriente estable e  incluye protecciones contra sobrecarga, calentamiento, etc.

En un recuadro más abajo vemos que aparecen los mandos de un limpiavías. Se trata de un limpiavías de Gaugemaster que he incorporado a este controlador para garantizar el perfecto contacto con la vía. Lo único que he hecho es sacar la placa del Gaugemaster de la caja en la que viene montada y ponerla en esta caja. La lamparita de neón que trae originalmente la he sustituido por otra lamparita de neón con los cables más largos y que es el piloto de color naranja que vemos en la foto. Hay un interruptor que conecta o desconecta el limpiavías para poder comprobar su efecto

Por último en el recuadro inferior he puesto también unos controles interesantes. El primero permite conmutar la frecuencia de la señal PWM del controlador entre 40 Hz y 20 kHz. Esto se hace aprovechando la posibilidad que tiene el PWM04 de utilizar una u otra frecuencia, pero la verdad es que cada vez me convenzo más de que la frecuencia de 40 Hz gana por goleada en todos los aspectos.

El segundo conmutador, permite cambiar la tensión de salida, es decir, con mayor propiedad, la tensión de pico a pico de la señal de salida. Se puede seleccionar entre 12 y 9 voltios, de manera que este mismo controlador sirve para N o para Z sin más que cambiar este conmutador.

En el recuadro del regulador de velocidad he puesto un piloto verde que indica que recibe corriente, y además un piloto rojo que debería encenderse si se sobrecarga el circuito. Digo debería, porque el montaje que lleva para conseguirlo es un fusible rearmable, del estilo que utilizaba en mis anteriores montajes. Sin embargo aquí resulta bastante inútil porque el propio circuito integrado que hace de controlador de motor L293D ya incorpora sus propias protecciones frente a calentamiento y sobrecarga, de manera que no es esperable que nunca llegue a funcionar el fusible. La verdad es que entre las protecciones que incorpora la fuente de alimentación a la entrada, y las que lleva este circuito a la salida, todo el sistema está muy bien protegido.

No he dicho nada acerca de si todo esto funciona bien o no. La verdad es que funciona estupendamente, pero de eso no me cabía ninguna duda porque el corazón del sistema es el circuito PWM04 y ya he comentado que estoy muy satisfecho de su comportamiento.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos