viernes, 22 de marzo de 2013

Solucionando problemas


Hace un par de semanas, cuando publiqué el artículo "Completo", un lector comentó "Espero que no tengas alguna soldadura fría o algo similar". Bueno pues la verdad es que sus palabras han resultado proféticas, porque de repente, después de haber estado funcionando inicialmente como ya quedó acreditado en el artículo anterior, al ir de nuevo a ponerlo en marcha, me encontré con que los trenes no se movían en absoluto.

La cosa era bastante desesperante, pero tenía la confianza de que al principio había funcionado bien, así que no podía ser un garrafal error de diseño como habría podido pensar si el fallo hubiese ocurrido inicialmente. Me costó un buen rato localizar el fallo, y era en efecto un falso contacto. Concretamente en el chip inversor que trata las señales PWM, en el cual la patilla del "enabled" se quedaba sin conexión, con lo cual no salía de aquí ninguna señal.

No era exactamente una soldadura "fría", sino un fallo en uno de los malditos remaches que conectan la dos caras de la placa de doble cara con la que hice el CABCON00. Ruego a mis lectores que si alguna vez ven que vuelvo a hablar de una placa de doble cara, me asaeten con mensajes quitándome esa idea de la cabeza. Ya había localizado un par de fallos durante el montaje y las pruebas de esta placa, pero claro, el que ahora aparece no había dado la cara antes. He hecho docenas de placas de una cara sin tener nunca ningún problema, y para una que hago de doble cara todo son fallos.  Ya he aprendido la lección.

Bueno, solucionado ese fallo, me surge otro, y es que algunas de las placas CABCON01 se ponen rebeldes y no obedecen a la señal de control. Me di cuenta que la tensión de la base del transistor era demasiado baja, así que el transistor cortaba o no, un poco a su capricho. Esto fue fácil de arreglar, pero he tenido que cambiar una resistencia en cada una de las ocho CABCON01.

Y cuando ya parece que está todo correcto, me doy cuenta de que el sistema de control funciona muy bien sin trenes rodando, pero cuando éstos circulan por la vía veo que se apodera un extraño demonio del sistema, y las señales de control parecen volverse locas, cambiando la asignación de los cantones de forma totalmente aleatoria. Vuelta a comprobar cosas, y a pensar porqué unas veces funciona bien y otras se vuelve loco, hasta que me doy cuenta de que el problema aparece cuando funcionan los limpiavías de Gaugemaster. Parece que al funcionar los trenes con el Gaugemaster conectado, se producen parásitos que de alguna forma afectan al sistema de control.  Bueno, la verdad es que los problemas de antiparasitaje suelen ser bastante recalcitrantes, así  que lo primero que he hecho es poner unos choques (inductancias) entre los Gaugemaster y el sistema de control. Parece que ha mejorado algo, pero seguía fallando, aunque ahora los fallos estaban bastante localizados: El "enabled" del circuito latch parece que activaba solo, y no cuando recibía la señal correspondiente. La solución ha sido poner un condensador en ese punto. ¡Mano de santo! . No ha vuelto a fallar, ni siquiera desmontando las inductancias de choque que había puesto como primera opción.

Naturalmente, todo esto son muchas horas de pruebas y más pruebas, y afortunadamente cuento con el osciloscopio, que me ha permitido seguir la pista de las señales. En la imagen de la cabecera puede verse el sistema durante las pruebas, y vemos en el centro el "campo de operaciones" iluminado con una lámpara, y a su alrededor, el osciloscopio, el ordenador, el polímetro, y por supuesto la carpeta con las hojas de datos y los esquemas.

Después de toda esta aventura, parece que todo va funcionando como debiera. Esta mañana ha estado casi todo el tiempo funcionando un tren de pruebas arrastrado por la locomotora BR001, que se está llevando un buen rodaje. Y todo ha funcionado bien. En particular he estado probando los sistemas de aceleración y frenado, y parece que funcionan correctamente, aunque a falta de un ajuste específico para cada locomotora. El utilizar la BR001 es, además de por estrenarla, porque no tiene colocado el imán, de modo que el sistema de balizas no se activa y no se mezclan posibles problemas.

Par dejar constancia he grabado un pequeño vídeo en el que se ve el tren de pruebas, circulando ya a velocidades moderadas, y se ven también un par de paradas y arrancadas, que resultan bastante suaves. Es curioso que en la segunda de estas paradas y arrancadas se ve en primer término la pantalla del osciloscopio, y se aprecia perfectamente como la señal PWM reduce progresivamente la anchura de pulso hasta dejarlo a cero, y luego vuelve a aumentar hasta que arranca y gana velocidad suavemente.



Esta parada y arrancada suave es automática, es decir la orden es sencillamente la "parar" y el sistema hace la progresión de la anchura de pulso automáticamente. Esa orden de parar, en su momento responderá a una orden del programa como consecuencia de la activación de una baliza.

El pròximo paso tiene que ser ya, programar el tema de los perfiles de las locomotoras


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos