viernes, 12 de diciembre de 2008

Enhorabuena herr Jörger




Aunque había recibido hace ya unos cuantos días las fuentes de alimentación de "System Jörger" todavía no había tenido ocasión de probarlas. Hoy he dedicado un rato a eso, y cada vez me quedo más asombrado de lo que son capaces de hacer estas pequeñas tarjetas electrónicas. No sólo tienen una regulación perfecta de los motores y son capaces de mantenerlos girando a velocidades increíblemente lentas, sino que incorporan un sistema de parada y arranque suave, de manera que aunque subamos rápidamente el mando del potenciómetro, la velocidad de la locomotora se incrementa muy suavemente.

Como curiosidad, quería comprobar qué forma de onda tiene la corriente que llega a las locomotoras, así que le conecté un osciloscopio. La imagen que encabeza este artículo muestra que la onda es en realidad un tren de impulsos de una frecuencia bastante baja, de orden de 100 Hz Al aumentar la velocidad, la anchura de estos impulsos va aumentando, pero pude ver, tal como muestra la fotografía, que incluso con velocidades medianamente altas, la anchura de los impulsos es todavía bastante pequeña en relación a la longitud de onda.

Mientras tanto sigo trabajando en la carpintería de la maqueta. Actualmente estoy centrado en un único módulo (la pata corta de la "L") y ya he empezado a poner las pistas que soportarán las vías. De nuevo el proceso es obtener una plantilla de estas pistas a partir de WinRail, y traspasarla a las piezas de madera contrachapada.

Como se ve en las imágenes la colocación de las pistas sobre las cuadernas se hace con toda precisión gracias a las líneas de cuadrícula, y la altura de cada pista se va midiendo con todo cuidado para respetar las pendientes calculadas por el programa.

Todas las pistas tienen calcada en la superficie la cuadrícula de referencia y los ejes de las vías que deberá soportar, de manera que se pueda colocar la vía sobre estas vías con toda precisión.

Estoy empleando un adhesivo tipo "montaje" para sujetar las pistas a las cuadernas. Este tipo de adhesivo es como una masilla, de modo que no necesita que las piezas se acoplen perfectamente, sino que puede rellenar holguras y desajustes con toda facilidad. Esto me permite situar la pista en su lugar correcto, tanto en posición como en cota, aunque las cuadernas no estén cortadas con toda precisión.

2 comentarios:

  1. Un comentario que se me ha ocurrido al releer este artículo:

    ¿Porqué Märklin no fabrica alimentaciones por "regulación de anchura de pulso" para su sistema Z?

    Yo siempre había pensado que una marca como Märklin estaría a la cabeza de la tecnología en cuanto a los trenes en miniatura. Sin embargo comparando lo que hacen estas alimentaciones con lo que se puede hacer con las alimentaciones de Märklin, ya sean las antiguas marrones como las modernas blancas, la diferencia es apabullante. ¿es que Märklin no sabe fabricar este tipo de alimentaciones?

    Aunque sean algo más caras, Märklin podía ofrecer en sus catálogos alguna alimentación de este tipo adicionañmente a las clásicas.

    ResponderEliminar
  2. Aunque sean algo más caras, Märklin podía ofrecer en sus catálogos alguna alimentación de este tipo adicionañmente a las clásicas....

    Cuando al regulador 67011, que es el que viene en las cajas de iniciación actualmente, le ponen un precio de 129,95€ (atraco a mano armada) no quiero ni pensar lo que pretenderían cobrar por un regulador de velocidad decente ... :-(

    El único inconveniente que le he encontrado a los reguladores Jöerger es la limitación de corriente que en la práctica impide la composición de tracciones dobles.- A lo mejor se te ocurre algun medio sencillo para saltar esta limitación.

    ZaludoZ - Angel

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos