martes, 16 de diciembre de 2008

Algunas herejías

Los aficionados a la escala Z, sobre todo los antiguos como yo, tenemos una especie de dependencia o fijación con Märklin, ya que hasta hace muy poco todo el posible material a utilizar era producido por Märklin. A mi no se me ocurría explorar otras posibilidades, en primer lugar porque no las conocía, y en segundo lugar porque pensaba que si hubiese otras posibilidades técnicas más operativas, Märklin las incorporaría a su producción.

Sin embargo, empieza a ser sospechoso que Märklin no incorpore ninguna novedad tecnológica en la escala Z. Descontando el sonoro fracaso del intento del lanzamiento de la escala Z digital, el único cambio digno de mención incorporado por Märklin en 30 años ha sido el paso de motores de tres polos a motores de cinco polos. ¿Tan perfecto fue el diseño inicial que en todo este tiempo no ha habido ninguna novedad a incorporar ni ninguna imperfección a corregir?

Yo diría que lo más llamativo en este aspecto es el material de vía. Los tramos de vía y los desvíos y cruces son exactamente los mismos que los del año 1972. Curiosamente, para la escala mayor (H0) Märklin ha lanzado hace ya tiempo un nuevo sistema de vías, la llamada vía "C" que es una vía con balasto de plástico. Sin embargo en Z seguimos teniendo como única opción la vía tipo "K" es decir sólo el carril y una base de traviesas de plástico. Esto requiere que el aficionado realice una complicada imitación del balasto, que puede llegar a ser muy realista, pero siempre es complicada y trabajosa de realizar. La moda de vías con "balasto incorporado" ha sido también adoptada por otros fabricantes de H0, y esto es debido a que actualmente se puede fabricar a buen precio una vía con una imitación de balasto suficientemente realista. Solo los más puristas modelistas de la escala H0 siguen prefiriendo a día de hoy la vía sin balasto, para realizar ellos artesanalmente toda la base de la vía.

Como no podía menos de ocurrir, otros fabricantes están vendiendo ya material de vía para la escala Z tipo "C", es decir con imitación de balasto.

Otra carencia de la vía de Märklin Z es la poca variedad de accesorios. Sólo existe por ejemplo un tipo de desvíos. En cualquier otra escala hay al menos unos desvíos de radio corto, para zonas de maniobras e industriales, y unos desvíos de radio grande, llamados también de "alta velocidad". La ventaja de los desvíos de radio corto es que ahorran mucho espacio en zonas complicadas.

Otro aparato que ahorra espacio es un desvío triple. Sin embargo Märklin no lo fabrica para la escala Z. En resumen las zonas de maniobras de la escala Z que necesiten bastante cruces y desvíos requieren mucho espacio. Claro que la pequeñez de la escala compensa este problema, pero aún así una serie de desvíos cortos sería una buena solución.

Otro tema es el de las vías de contacto. No tengo nada en contra de las vías de contacto de Märklin que me han funcionado siempre muy bien, pero hay un problema: Si se tiene un circuito, como el diseñado para mi nueva maqueta con muchas curvas de radios muy grandes realizados con vía flexible, la introducción de una vía de contacto que tiene que ser recta o de uno de los dos radios normalizados, distorsiona el trazado de estas curvas amplias.

Mi amigo Angel, que es asiduo seguidor de este blog, hizo un comentario acerca de la detección de trenes con los llamados "relés de láminas" o "relés reed" que se activan con un imán sujeto a la panza de las locomotoras. En principio dijo que los imanes eran tan potentes que bloqueaban los ejes de las locomotoras. Sin embargo parece que ha progresado algo más y ha descubierto un sistema de contactos reed super-miniatura, cuyos imanes tienen un diámetro de 2mm y un espesor de 1mm y se colocan sobre la cabeza de los tornillos que cierran las tapas de engranajes de las locomotoras. He pedido una muestra de esos elementos para probarlos. Lo que más me seduce de los mismos es la posibilidad de colocarlos en cualquier posición de la vía, incluso en vías ya colocadas con anterioridad, y por lo tanto sin provocar la menor distorsión del trazado. Cuando los pruebe daré cuenta de mis impresiones. Otra ventaja de este sistema es su bajo precio.

Y si las vías de contacto funcionan bien los relés biestables (ref. 8945) que podemos conectar a ellas para establecer un control de cantones son una fuente de problemas, y al parecer Märklin no ha hecho nada por mejorar su funcionamiento. Además son muy caros. Afortunadamente se venden otros relés que dan mejor resultado por otras marcas (por ejemplo Viessmann 5551) o como elementos industriales, por ejemplo los fabricados por Omron

Pero lo que ha terminado con mi ingenua fidelidad a Marklin ha sido el tema de las alimentaciones, ya comentado en otros artículos anteriores. No entiendo porqué Märklin no pone a la venta una alimentación de tipo PWM (Modulación por ancho de pulsos) como las de Jörger para su sistema Z. Me decía Angel en un comentario que seguramente se venderían a un precio muy alto. Es posible que así fuese, aunque sería del todo injustificado porque los elementos que componen estos aparatos son muy baratos y fabricadas en grandes series su coste sería muy pequeño.

En fin, que mi nueva maqueta seguramente va a incorporar algunas "herejías" al margen de la línea oficial de "Märklin"

1 comentario:

  1. Gracias por este excelente blog.
    Acabo de "aterrizar" en él pero me quedan muchas horas de lectura. Espero que me de muchas ideas y valentía para hacer mi propia maqueta N.

    Un saludo.

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos