jueves, 16 de mayo de 2013

Lo que faltaba






El vídeo que encabeza este artículo, es el que faltaba: Seguramente los que siguen este blog se habrán dicho más de una vez: Pero bueno, ¿cuándo vamos a ver el sistema de Ignacio funcionando con varios trenes? La respuesta es: HOY.

Efectivamente, los que ya me conocen, se habrán dado cuenta de que siempre voy avanzando pasito a pasito y normalmente avanzando en paralelo el hardware con el software. Así, que hasta ahora, todas las pruebas que he efectuado han sido siempre con un solo tren, por la razón de que hasta que no funcione todo perfectamente con un solo tren, es inútil meter dos, porque ante cualquier problema es mucho más difícil localizar dónde está el fallo.

Hasta hoy no me he convencido de que el sistema funcionaba perfectamente con un solo tren, y entonces me he atrevido a meter dos. La diferencia es notable, porque naturalmente un solo tren puede funcionar ininterrumpidamente, pero al meter dos tiene que actuar el sistema de acantonamiento para evitar que los trenes se alcancen.

Menos mal que he actuado con esta prudencia, porque efectivamente al meter dos trenes, han empezado los fallos, y concretamente uno que se producía en la asignación de cantones y que me ha vuelto loco, porque el programa hacía lo que debía, pero la conmutación de cantones no funcionaba de forma correcta. Esto me preocupó mucho porque pensé que el problema podía estar en el hardware y pensar ahora en volver a tocar en los circuitos electrónicos después de haber funcionado más de un mes sin detectar fallo alguno, me daba pánico.

Afortunadamente me he dado cuenta de que el problema era de software y aunque el programa actuaba como debía, la orden que salía hacia las placas de comunicaciones producía un código erróneo, que naturalmente el hardware ignoraba. Es curioso que este fallo no haya salido hasta ahora, pero es que solo se producía cuando un tren quedaba en espera a que el siguiente cantón quedase libre, circunstancia que naturalmente no se da con un solo tren.

En fin, que después de detectar y corregir el fallo TODO ha empezado a funcionar como debiera, y pongo TODO con mayúsculas porque es increíble la cantidad de cosas que tienen que funcionar bien para que el resultado sea el esperado. Por supuesto está todo el software, tanto el de control como el de comunicaciones, el sistema de control de aparatos de vía, que es el que mueve los semáforos y los desvíos, el sistema de detección de trenes, que es importantísimo para tener localizada cada locomotora y detectar los pasos por las balizas, y por supuesto el sistema de conmutación, el famoso EPCC.

Hay algo que no me creo ni yo, y es lo bien que funciona todo el tema de hardware. Como ya comenté todo el sistema está en la balda en cuya parte frontal está el monitor, de modo que para tener acceso a toda la parte electrónica hay que quitar el monitor. Bueno, pues hace más de un mes que el monitor no se ha movido de su sitio, así que todos esos circuitos y todos sus leds encendiéndose y apagándose deben seguir allí, pero yo hace mucho que no los veo. Como decía, hoy he estado a punto de meterme en ese tema, pero al final ha sido innecesario. De hecho el error me ha convencido de que el hardware estaba haciendo lo que debía hacer ante una orden que era errónea.

Así que en el vídeo vemos dos trenes circulando, cruzándose y esperándose en los semáforos, algo que tampoco resulta especialmente sorprendente porque hay muchos sistemas de acantonamiento por el mundo de las maquetas, pero claro, pocas serán aquellas en las que el control del sistema sea por ordenador sin ser digitales.

En un par de ocasiones he filmado la pantalla del ordenador, y aunque la imagen no es muy nítida se puede apreciar cómo tenemos ya dos cabinas y en ellas vemos los velocímetros moviéndose según los trenes frenan o aceleran, los repetidores de señales cambiando de rojo a verde, y por supuesto todo el movimiento de asignación de cantones que se muestra en la parte alta de cada cabina.

También se puede ver en la vista general del circuito como se van mostrando los cantones libres y ocupados y cómo aparecen las "etiquetas" que indican el paso de los trenes por las balizas.

Por cierto, en las cabinas tenemos una novedad y es la presencia del número de cabina visible en la esquina superior izquierda en un tamaño bastante grande y en un formato que imita los displays de siete segmentos. Esto tiene que ver con una nueva idea que se me ha ocurrido, pero que prefiero de momento dejar en la reserva.

Ahora tengo un tema que resolver: Hace muchos meses que dejé en suspenso la instalación de detectores de paso en la maqueta, precisamente para esperar a ver si funcionaban bien o tenía que modificar algo, y sobre todo para calibrar las distancias entre los sensores y los puntos de parada. Así que sólo están puestos los sensores en el circuito superior de la maqueta, que es donde estoy realizando todas las pruebas. Ahora ya tengo la seguridad de que todo funciona bien, así que ya puedo dedicarme a colocar todos los sensores que dejé pendientes. ¡Me va resultar raro volver a meterme debajo de la maqueta a tirar cables después de tantos meses!


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos