jueves, 21 de junio de 2012

Me voy a negro


Últimamente se está oyendo con cierta frecuencia la expresión "irse a negro" que en realidad procede del argot de la producción de televisión, para referirse a una circunstancia en la que algo o alguien desaparece, se oculta o cesa en su actividad.

Pues desde luego no es esa mi intención ya que estoy metido en una actividad muy intensa con objeto de tener cuanto antes un prototipo funcional del sistema de tracción. Pero mientras llego a algo que pueda comentar aquí sobre mis avances en esa línea, saqué unas horas para hacer algo que me había inspirado la visita que realizamos a centro de Control de Tráfico Ferroviario (Véase Madrid 2012), y que ya comenté en el artículo referido a esa visita.

Me refiero al aspecto general de la pantalla de mi programa de control. Aunque había hecho una programación que permite escoger los colores y otras características de la visualización, yo siempre había pensado en pantallas de fondo claro, como son las que he visto siempre en los programas de ordenador comerciales para el control de maquetas de trenes.

Sin embargo, al ver las pantallas del sistema real, he comprobado que se utiliza una visualización con fondo negro y las vías representadas en colores brillantes. Los colores tienen un significado que ya confirmó en este blog un seguidor que insertó un comentario en el artículo referenciado.

Me decidí a probar  cómo quedaría mi programa con fondo negro, y me encontré que precisamente un fondo negro tenía el problema de que ya había utilizado el color negro para crear un borde alrededor del dibujo de las vías y como fondo de las señales y otros accesorios, de modo que si el fondo lo ponía negro, este borde dejaba de ser visible y el dibujo se quedaba muy estropeado. Véase por ejemplo en esta imagen la forma en que tanto las vías como los semáforos están perfilados en negro, de modo que sobre un fondo negro, l,a vía quedaba con un trazo demasiado fino y los semáforos prácticamente desaparecían



Así que no bastaba cambiar el fondo, sino que había que trabajar un poco más para eliminar esos perfilados.

Al final, tras una tarde de trabajo, conseguí dejar una imagen adecuada para ser dibujada sobre negro, tal como la podemos ver en la imagen de cabecera.

Adviértase que en realidad el dibujo con fondo negro es bastante menos elaborado que el que yo había hecho sobre fondo claro. En particular los semáforos son apenas una silueta que se ilumina de rojo o verde según la situación de la señal, pero es que como pude comprobar en la visita, ésa es la forma en la que representan los semáforos en el sistema real.

La verdad es que no sólo he conseguido tener una imagen más real en la pantalla del programa, sino que me he dado cuenta de que tengo algunas ventajas. Hay que tener en cuenta que el ordenador que uso para manejar el programa es un pequeño portátil con pantalla de 10 pulgadas, así que en muchos casos me resultaba difícil ver la imagen con el detalle suficiente. En particular la posición de los semáforos resultaba muy difícil de apreciar, sobre todo porque muchas veces se maneja estando de pié, y por lo tanto a una distancia superior a la normal. Ahora, con esta nueva representación, la imagen de los semáforos, y también de los desvíos, resulta más fácil de apreciar. También el cursor de ratón se ve mucho mejor sobre el fondo negro.

Así que vistas estas ventajas, y el hecho de que se obtiene una imagen más real, he decidido dejar como standard del programa esta forma de representación con fondo negro, aunque he dejado la posibilidad de volver a la imagen antigua a voluntad del usuario.

Así que es mi programa y no yo, quien se ha ido a negro.....

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos