lunes, 12 de octubre de 2009

Yo estuve allí



El otro día, y de forma inesperada, me llegó el famoso vagón de Märklin "Ich bin dabei" (yo estuve allí) Referencia: 86150.
La verdad es que lo había pedido hace meses, creo que en Febrero pasado, y ya pensaba que me había quedado sin él, cuando de repente, hace unos días, mi suministrador habitual, Lokshop, me comunicó que lo enviaba.
Para los que no lo sepan, aclaro que este vagón fué creado por Märklin a raiz de las dificultades económicas que surgieron en la empresa en este año, en el cual justamente la empresa celebra su 150 aniversario. Aunque se han dado algunas interpretaciones un poco diferentes, yo creo que al poner a la venta este vagón (y por supuesto el de escala H0) lo que se pretendía es que los clientes de la marca, hiciesen un signo de apoyo a Märklin ante sus dificultades, en priner lugar dirigido a su personal, cuyos puestos de trabajo peligraban, y en segundo lugar para mostrar el apoyo popular de sus clientes hacia la marca, mostrando sus deseos de que continuase su existencia, de cara a un posible comprador de la empresa.
Evidentemente el apoyo económico que esta compra pueda suponer (me ha costado 16 euros) es apenas simbólico, pero si han vendido unos cuantos miles de estos vagones, se habrá demostrado que a lo ancho de este mundo hay un montón de simpatizantes de esta marca pionera en nuestra afición, dispuestos a hacer un gesto de afecto hacia Märklin. Pocas marcas podrían presumir de una fidelidad parecida en sus clientes.
De hecho, yo nunca hubiese comprado ese vagón puesto que se trata de un portacontenedor, y por lo tanto, en mi maqueta de la época del vapor, resulta un flagrante anacronismo. La misma fotografía de portada que lo muestra enganchado a una BR 24 sobre una de las vías de mi maqueta, resulta ya chocante. Así que este vagón está destinado a ser cuidadosamente guardado. Por cierto, hay quién dice que con el tiempo llegará a ser una preciada pieza de colección. Ya veremos.


De paso, comento que la compañía de seguros se ha portado bién y me ha indemnizado adecuadamente por el robo de la cámara, que ya comenté aquí que había sufrido en Lisboa. Esto me ha permitido adquirir una cámara equivalente y estoy estrenando mi nueva cámara. La fotografía de portada es una de las primeras imágenes que obtengo con ella (Canon EOS 500D).
Curiosamente, mi experiencia con la compra de trenes en Alemania, me ha permitido hacer la compra de esta cámara, también a través de Internet, en Alemania. Con ello me he ahorrado unos buenos euros.
En resumen: que ya tengo otra vez todo el equipo dispuesto para continuar con mi maqueta y con este blog. Sólo falta una cosa: ¡Qué haga mal tiempo! Con este estupendo veranillo ampliado que estamos disfrutando, sigue sin apetecerme mucho encerrarme en el sótano.






1 comentario:

  1. El vagon esta hermoso, la verdad fue un exito dicho vagon eso demostro aquellos fieles seguidores de la marca disfrutan de sus productos.

    A disfrutar el veranillo.

    Saludos

    ResponderEliminar

Gracias por expresar tus opiniones.

Los comentarios aparecerán en el blog normalmente en unos pocos segundos