lunes, 28 de septiembre de 2009

Fotos del verano



Tranquilos que no voy a dedicarme a poner aquí todas las fotos que he hecho en mis escapadas del pasado verano. Sin embargo, los aficionados a los trenes siempre miramos a nuestro alrededor con "ojos treneros" y tomamos notas de cosas que podemos incorporar a nuestras maquetas

La foto de cabecera es de uno de los típicos tranvías de la ciudad de Lisboa. Muchas maquetas cuentan como complemento a sus trenes con alguna línea de tranvías, y no descarto que en un lejano futuro la mía pueda llegar a tener una línea de tranvías, toda vez que una buena parte de la maqueta representa una ciudad. Me sorprendió al ver estos tranvías, las tremendas pendientes que superan y las curvas tan cerradas que tiene su trazado. ¡Y los ingeniosos sisteman que tienen para hacer que el hilo del trole se pueda sujetar en el aire describiendo una cerrada curva! Quizá algún día utilice esa fotografía, y alguna otra parecida para montar un tranvía en mi maqueta.

Respecto de los tranvías en escala Z existe una empresa que los fabrica: http://www.aspenmodel.com/en/content/details.php?art_id=1117


Otra cosa que siempre procuro en mis viajes, es fijarme en las estaciones, con idea de luego poder reproducir detalles. Este viaje a lisboa lo hice en el Tren Hotel que hace el trayecto nocturno (por cierto una gozada, en Gran Clase con todas las comodidades y no apretujados en un avión). Lisboa cuenta varias estaciones, de las cuales conocí una muy moderna, creo que obra de Calatrava, que se hizo para la Expo de Lisboa, y otra, llamada de Santa Apolonia que me defraudo bastante. Como podeis ver en la imagen adjunta, la marquesina parece más bién la cubierta de una nave industrial.

Otro de mis viajes de este verano ha sido a San Sebastián. Estando allí no quise perderme una visita al funicular de Igueldo. Los lectores de este blog recordarán el artículo Una nueva idea en la que hablé de la posibilidad de construir un funicular en mi maqueta, inspirado precisamente en el de Igueldo. La fotografía que ilustraba aquél artículo era robada de Internet. Sin embargo hoy puedo poner mi propia fotografía. Tengo algunas más, por lo que llegado el momento tendría material suficiente para reproducir este funicular.



Por cierto que con vistas a una posible reproducción en la maqueta, me traje también una fotografía del interesante edificio de la estación inferior del funicular. La foto de la derecha, presenta una imagen de este edificio cuyo aspecto, no da ninguna pista sobre su función.

También el viaje a San Sebastián lo hice en tren. Esta vez se trata de uno de los modernos "patitos" Alvia 130 que me parecen un gran invento, ya que pueden funcionar por las vías de Alta Velocidad donde existen, y cuando no, se pasan a las vías de ancho ibérico sin siquiera tener que detenerse. En el viaje de Madrid a San Sebastián, el trayecto Madrid Segovia Valladolid se realiza a 250 km/hora por la vía de alta velocidad y el nuevo túnel bajo el guadarrama, con lo que se llega a Valladolid en un suspiro. De ahí en adelante, la cosa cambia. El recorrido total a San Sebastián dura aproximadamente cinco horas.

En la fotografía adjunta podéis ver el patito que nos trajo de vuelta a Madrid, fotografiado en la estación de San Sebastián. Esta estación de San Sebastián es interesante aunque es una estación más bién pequeña. Hay que recordar que los trenes llegan realmente hasta Irún e incluso hasta Hendaya, en Francia, que está a pocos kilómetros. Es en esas localidades donde están las verdaderas estaciones de final de línea.



También vemos un poco de la marquesina de San Sebastián. Es feotona, pero al menos es un marquesina clásica de hierro remachado. En algún sitio he leido que es proyecto de Eiffel, aunque me da la sensación de que cualquier hierro remachado se le atribuye en este pais a Eiffel

martes, 22 de septiembre de 2009

De Vuelta

Bueno, pues como prometía en mi última entrada, estoy de vuelta y todavía es Septiembre, aunque casi por los pelos.

La verdad es que el tiempo tan bueno que hemos tenido hasta hace muy pocos días, me ha permitido prolongar más de lo previsto, mis vacaciones fuera de Madrid, de manera que apenas estoy aterrizando.

También comento que se ha producido una circunstancia desagradable: Estando de turismo en Lisboa fuí víctima del clásico "tirón" y me robaron la cámara fotográfica. La verdad es que es una faena, además de por el valor de la cámara, porque me han dejado sin el "instrumento de trabajo" que me permitía realizar las muchas fotografías que ilustran este blog. Tendré que comprarme otra, pero de momento estoy a la espera de si el seguro me paga algo.

Así que de momento, voy a tener que utilizar cámaras prestadas cuando quiera realizar fotografías para estos artículos, pero eso siempre es una dificultad.

En los próximos días reanudaré el trabajo con la maqueta y continuaré contando aquí los avances.